COLORES DEL VINO BLANCO

publicado en: Uncategorized | 0
Comparte este artículo en tus redes sociales Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+

 

Amarillo verdoso:

Cuando nos encontramos con vinos de color amarillo verdoso estará claro que este vino blanco será un vino jóven y fresco. Nos encontraremos un vino ligero, con poco cuerpo pero con una buena acidez.

 

 

 

 

Amarillo pajizo:

Al encontrarnos la tonalidad amarilla pajizo estaremos ante un vino joven o seco con cierta inmadurez. Un vino que contendrá poca concentración de azucar y que lo notaremos en su acidez o graduación.

 

 

 

 

Amarillo dorado:

Un color como amarillo dorado es un color que nos mostrarán los vinos secos, vinos blancos con cierto desarrollo y vinos dulces.

 

 

 

 

Oro:

Con esta tonalidad tendremos que diferenciar a los vinos secos y a los vinos dulces. Por una parte, en los vinos secos, este color denotará vinos de bastante evolución y en el caso de los vinos dulces, nos advertirá de que estamos ante un vino con mucho contenido de azucar.

 

 

 

 

Ocre:

En los vinos blancos en el que encontremos una tonalidad ocre nos dirán que nos encontramos ante un vino muy evolucionado. O incluso llegando a estar oxidado.