El Vermut; Clásico de moda

publicado en: Curiosidades con Jungui | 0
Comparte este artículo en tus redes sociales Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+

El vermut es un licor aromatizado con hierbas, formado a base de vino neutro de buena calidad, un toque de absenta o ajenjo y otras especies amargas y tónicas. Los enólogos de cada marca utilizan normalmente entre 50 y 80 ingredientes diferentes para elaborar esta bebida. Esto hace que el vermut sea uno de los brebajes con una gama más amplia de matices, sabores y olores.

El origen más remoto del vermut lo encontramos en la época Clásica, ya en la antigua Grecia mezclaban y maceraban el vino con especias y plantas aromáticas para elaborar brebajes medicinales. Según otro relato, estas bebidas fueron inventadas por Hipócrates, célebre médico y filósofo de la antigüedad (460 a. C.). Puso a macerar en vino flores de ajenjo y hojas de díctamo y obtuvo lo que en la Edad Media fue llamado “vino hipocrático” o, sencillamente, “vino de hierbas”.  A finales del siglo XIII, estos vinos aromatizados son conocidos con el nombre de “vermut”, que viene de la palabra alemana “wermut”, que significa ajenjo, principal ingrediente del vermut.

A partir de fines del siglo XVIII, con la llegada de nueva tecnología, el vino aromatizado entró en una nueva dimensión de productividad, en la que destacó la experiencia de los pioneros piamonteses, pero fue en 1838, cuando por mérito de los hermanos Luigi y Giuseppe Cora, la preparación del vermú adquirió un carácter industrial.

En 1892 se toma como fecha de la primera elaboración de vermut en Reus, aunque anteriormente ya se elaboraba a granel, ese año fue en el que Joan Gili registró la primera marca de vermut de la ciudad. Un año después también lo hicieron Josep Boule y Enrique Yzaguirre. Reus fue la primera ciudad de Cataluña y de todo el estado donde se comenzó a elaborar vermut, a finales del siglo XIX llegaron a tener unas 30 empresas que produjeron más de 50 marcas diferentes. Un empujón que ha catapultado el producto y la ciudad en todo el mundo y hasta la actualidad, gracias a la marca comercial “Vermut de Reus”.

¿Cuándo es recomendable tomar un vermut? Sobre todo antes de comer o cenar, ya que al ser una bebida semidulce pero con un final amargo nos ayuda a abrir el apetito, ya que las bebidas amargas actúan sobre el hipotálamo, aumentan los movimientos del estómago, estimulan los jugos gástricos y abren el apetito, al igual que el vermut otro coctel ideal para abrir el apetito sería un medio gin tonic, ya que la graduación alcohólica es casi igual que la de una cerveza.

Con el paso del tiempo la palabra ha adquirido también un sentido genérico para definir el aperitivo –cualquier bebida con unas tapas– previo a la comida. De aquí proviene la expresión “¿Quedamos para tomar el vermú?”.

Extracto de ondojam.com y wikipedia