¿Tomarías un vino con sabor a maracuyá, pera o frutos del bosque?

publicado en: Curiosidades con Jungui | 0
Comparte este artículo en tus redes sociales Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+

Acaba de ver la calle Nolita, la primera línea de vinos varietales afrutados de Argentina. La marca busca conquistar el paladar de jóvenes consumidores, especialmente el del público femenino, como lo muestra la comunicación de la marca, que apela al eslogan “Ser yo misma”.
Pero, ¿qué es un vino afrutado? Básicamente, un vino elaborado como cualquier otro pero que antes de ser embotellado recibe la adición de una pequeña dosis de esencias naturales de frutas.

“Cosechamos las uvas en su punto exacto de madurez, obteniendo varietales con carácter, de equilibrada acidez y con un ligero dulzor, y luego a estos vinos, en su etapa final de elaboración, se le agregan esencias naturales de frutas provenientes de distintos lugares del mundo”, ha explicado Andrea González, brand manager de Finca Las Moras, bodega que ha lanzado este vino que toma su nombre de las siglas del neoyorquino barrio North Of Little Italy.

Las tres etiquetas de Nolita permiten elegir entre un sauvignon blanc con esencia de maracuyá, un chardonnay con pera y un rosado de malbec con frutos del bosque. En todos los casos, se trata de vinos jóvenes (en este caso, de la cosecha 2015) con una graduación alcohólica baja (12%) y una buena dosis de azúcar residual (30 gramos por litro), que han sido pensados para ser bebidos bien fríos. El precio de estas nuevas etiquetas ronda los 65/70 pesos (poco más de 6 euros).

“La tendencia de los vinos afrutados es mundial y este movimiento se ve replicado en la actitudes del consumidor. Este comportamiento se ve reflejado más que nada en los jóvenes, que consumen vinos con aromas frutales, especialmente blancos dulces y ligeros, con acento frutal y marcada intensidad aromática. Es un nuevo consumidor, que llega al vino por medio de las esencias y sabores de las bebidas alcohólicas frutales y dulces”, ha comentado González.

¿Por qué el sesgo femenino de Nolita? “En buena hora, ya que casi siempre es al revés. El mundo del vino siempre le habló en primer lugar al hombre. Incluso las mujeres identifican a la categoría de vinos como masculina, pero son ellas las que tienen la predisposición, a diferencia de los varones, de probar algo nuevo”, ha respondido González.

maracuya

José Ignacio Junguitu
JUNGUITU ¿Hablamos de Vino?
Teléfono: 902 366 137 y 941 30 34 86

Dejar una opinión